Una misma lucha contra la minería y los TLCs

Desde Ecuador Decide Mejor Sin TLC advierten sobre la necesidad de que los países puedan decidir con real autonomía qué tipo de inversión extranjera quieren, en qué áreas y regularlas en función del cuidado del medio ambiente y los derechos humanos y laborales.

Por Manuel Castro, Ecuador Decide Mejor Sin TLC

En recientes declaraciones, la ministra de Comercio Internacional de Canadá, Mary Ng, dice que «La cantidad de inversión canadiense en Ecuador ha crecido casi cuatro veces desde 2015 y deseo crear todavía más oportunidades para las empresas y trabajadores canadienses a través de un potencial acuerdo de libre comercio» . Y claro, tomado como referencia el 2015 no deja de ser cierto… Sin embargo, al revisar las estadísticas de años anteriores, vemos que la IED canadiense ha sido oscilante (como pasa con toda IED en nuestro país) y tuvo picos aún mayores que los de estos últimos años .

Así, por ejemplo, comparando dos periodos seguidos de 7 años, vemos que la IED canadiense para el periodo 2008-2014 fue de un total de 714.439,12. Mientras que el periodo 2015-2022 sube apenas a 746.893,58. Algo más de 30.000 dólares más en un periodo de 7 años. Muy, pero muy lejos de ese crecimiento que menciona la ministra canadiense.

Lo segundo a anotar es que se trata, fundamentalmente, de inversión en minería. Como sabemos esta “inversión” no trae aparejada una importante generación de empleos, y los pocos que genera suelen ser sobre todo en la etapa exploratoria, siendo, además, empleos precarios: Al ser una inversión extractiva, todo lo que hace es llevarse el mineral o metal y dejar al país daños irreparables a la naturaleza, a más de la destrucción del tejido social.

Y la ministra canadiense es sumamente clara “crear todavía más oportunidades para las empresas y trabajadores canadienses a través de un potencial acuerdo de libre comercio”.

Ahora bien, en Ecuador tenemos historia de luchas y victorias contra empresas mineras. En 2007 y luego de un gran proceso de luchas, en Intag pudimos expulsar a la canadiense Ascendant Cooper . Aunque la victoria fue importante y permitió a Intag un tiempo de paz, unos pocos años después, el mismo gobierno que apoyó la expulsión de la minera canadiense (y el mismo gobierno que aseveraba estar contra los TLC y que luego firmaría nuestro primer TLC), aseveró que «Esa izquierda infantil, ese indigenismo infantil, ese ecologismo infantil, ya están volviendo a activarse, haciendo reuniones para promover un levantamiento contra la minería». «Con la ley en la mano no vamos a permitir esos abusos, no vamos a permitir levantamientos, que bloqueen caminos, que atenten contra la propiedad privada, que impidan el desarrollo de una actividad que es legal: la minería ».

10 TLCs en 4 años

Esa fue y sigue siendo unas de las frases del actual presidente Lasso (que en esto momentos cuenta con una aprobación por debajo del 20% ). Busca desesperadamente firmar TLCs, lo hace con cualquier país, con todos los países… Israel, México, Chile, China, Rusia, Costa Rica, E.U.A. (EEUU) y ahora, Canadá. Su política es esa, firmar la mayor cantidad de TLCs posibles, con quien sea, a costa de lo que sea.

En estos días, la inminente firma de un TLC con México que sigue en proceso de negociación entre empresarios camaroneros de ambos países le abre a Lasso la posibilidad de firmar con el TPP11 (recordemos que un requisito para el ingreso al TPP11 es tener un TLC firmado con, al menos, dos miembros del TPP11) y, por fin, iniciar con el proceso de una de sus promesas: 10 TLCs en 4 años.

Nuestras luchas deben encaminarse en una doble y triple vía, por un lado, seguir las denuncias y el proceso informativo en contra de la firma de TLC y en contra de las políticas comerciales del gobierno; otro ámbito, de corte pedagógico, es sostener e impulsar la discusión al interior de las organizaciones ecuatorianas -recordemos que la CONAIE es y ha sido el gran referente de luchas contra el mal llamado libre comercio; y una tercera cuestión que debemos hacer, seguir haciendo e incrementar es la vinculación de esta problemática con las demás luchas que los movimientos sociales enfrentamos en la actual y siguientes coyunturas.

Se necesita que los países decidamos con real autonomía qué tipo de inversión extranjera queremos, en qué áreas y regularlas en función del cuidado del medio ambiente y los derechos humanos y laborales.


Volveremos y seremos millones
Desde las ríos y montañas de Intag


Manuel Castro Astorga
Ecuador Decide Mejor Sin TLCs

Deja un comentario